Cristina sabe lo que quiere, y Antonio también. viven la vida con pasión, con interés con mucha intensidad. El Real Zaragoza es una de sus pasiones, y anda que no se nota. Hicimos una sesión de preboda en La Romareda, y parecía que estaban flotando de alegría en el  campo de sus pasiones, después en la boda, que se celebró en la iglesia de San Juan de los Panetes era todo alegría y muchos nervios.

El reportaje de los novios lo hicimos en la finca Torre del Pino, donde pasamos un buen rato, y allí también se dejaba ver el futbol, con globos azules y blancos para los invitados.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustan mis fotografías?

Te animo a que las compartas en tus redes sociales. Así me ayudarás a difundir el arte de fotografiar.